miércoles, 22 de junio de 2011

COPA FEDERACIÓN BENJAMÍN GRUPO B por Isidro Carrara

                                       Finalizó la temporada de competición para los pequeños.

                       TERCER PUESTO EN LA COPA FEDERACIÓN GRUPO B


Este fin de semana en la piscina de Móstoles, los peques de Colmenar Viejo han conseguido un fantástico tercer puesto en la Copa Federación Grupo B, a tan solo 2 puntos del segundo clasificado. Han competido como auténticos campeones y han mejorado sus marcas. Si bien es verdad que algún contratiempo por enfermedades en los últimos días ha evitado que los resultados fueran incluso mejores.


          Hay que destacar los dos terceros puestos en los dos relevos del 6x50 libres y 4x50 estilos, ambos mixtos 

A nivel individual todos competieron a un gran nivel y fueron capaces de mejorar sus marcas:


María Morala (2001) obtuvo dos primeros puestos en 400 libres (5 51,14) y 200 libres (2 43,78).  Superando con estos tiempos a todas las nadadoras del Grupo A.

Ángela Morala (2001), que salía de un largo tiempo con un brazo escayolado, obtuvo un primer puesto en 100 espalda (1 27,65) y un cuarto puesto en  200 estilos (3 13,07). Siendo superada por tan sólo por una nadadora del Grupo A en 100 espalda y a menos de un segundo de la ganadora del Grupo A en 200 estilos.

Nuria Gómez (2001) obtuvo el sexto puesto en la dura prueba de los 100 mariposa con un tiempo de 1 44 y un quinto puesto en el 400 libres con 6 26  bajando 9 segundos su marca anterior.

Lucia Bellido (2001) quedo séptima en el 100 mariposa con 1 45 seg. mejorando su marca en tres segundos y octava en 200 estilos con unos muy buenos 3 25 seg.

Sara González (2002), que supo competir a su nivel habitual a pesar de haber estado enferma, nadó en sus mejores tiempos y obtuvo el puesto 24 en 100 espalda (1 53 seg.) y puesto 22 en 200 estilos (3 49).

Sara Marcos (2002) mejoró en las dos modalidades en que compitió; en 100 braza alcanzo el puesto 19 con  1 59 seg y el puesto 37 en 100 libres donde hizo 1 53 seg., bajando en 12 segundos su anterior marca.

Rita Materranz (2002) que llegaba sin tiempo acreditado hizo una buena competición alcanzado 1 59 segundos en 100 libre y 2 29 en los duros 100 metros braza.

Emma Cerezo (2002) que también llegaba sin marca hizo unos excelentes 1 51 seg. en 100 libres y 2 38 seg en los 100 braza.

Juan Ramón Rodríguez (2000) obtuvo el cuarto puesto en 200 libres con 2 46 seg. y un séptimo puesto en 200 estilos con unos excelentes 3 08 segundos, alcanzando el puesto 11 y 13 de ambos grupos respectivamente.

Luis Carrara (2001) obtuvo un segundo puesto en 400 libre (5 28) y un tercer puesto en 100 espalda (1 23),  superando a todos los nadadores del Grupo A en 400 libres y siendo superado por dos en el 100 espalda.

Pablo Materranz (2001) obtuvo el puesto 28 en 100 espalda con 1 43 seg.
           
Miguel Sánchez (2001) obtuvo el puesto 33 en 100 libre con 1 34 seg.



En definitiva unos buenos resultados que cierran una buena temporada para este reducido grupo de niños y niñas que forma los benjamines del Club Natación Colmenar. Estos resultados son fruto del esfuerzo, la constancia y la dedicación de uno niños (9 -11 años) que han sido capaces de afrontar el reto de la natación y de unos entrenadores  (“Paju”, Eva y Nacho) que han sido capaces de motivarlos día a día.

Se podría afirmar que el futuro a medio plazo del Club Natación Colmenar esta asegurado, ya que, cuando todavía les queda hasta diciembre en esta edad, estos niños y niñas ya han mejorado gran parte de las mejores marcas del Club en sus edades, tiempos establecidos por nadadores que hoy destacan en las categorías de infantil y junior. Esto muestra sólo que tienen condiciones, ya que los resultados en el futuro sólo vendrán precedidos del esfuerzo y la dedicación diaria y constante con el único afán de superarse a si mismos.
La natación es un deporte duro donde es imprescindible el trabajo y la dedicación. Esto que puede parecer un inconveniente es una gran ventaja, pues sólo aquellos que son capaces de esforzarse verán recompensado su trabajo y se mejoraran a si mismo. Y mas importante aún, esto es una lección que traspasa los limites del deporte y que una vez aprendida es difícil de olvidar.