lunes, 20 de junio de 2011

MIGUEL RAMÍREZ, ENTRE LOS MEJORES EN AGUAS ABIERTAS por J.M.F


Podría describir esta carrera de forma épica como una batalla naval en la que algunos de los participantes tenían más ganas de pegar que de nadar  en un mar de corriente, donde el mejor capitán sería capaz de perder el control del timón y acabar desviándose de la ruta pero...


Miguel entre sus compañeros y amigos Joaquín Cervera y Jorge Verges.
Foto del XXXIV Torneo de Virgen de Remedios


Miguel vivió una dura batalla en aguas de Barcelona contra competidores  que le hicieron perder el rumbo en más de una ocasión. En realidad aquí se veían reflejadas las tablas que marcaban el resto de rivales y nuestro catamarán llevaba la L ya que participaba como año pequeño de la prueba y era su primera vez en aguas abiertas.

Golpe tras golpe la carrera avanzaba desde la salida hasta que a los 300 m en el grupo de cabeza se encontraban siete personas. Algunos con más ganas de nadar y otros de pegar para que no se escaparan sus rivales; a Miguel le tocó uno de ésos. El quería nadar pero golpe tras golpe, los tres de cabeza se le escapaban.   Cuando ya llevábamos  casi un km,  las circunstancias sobrepasaron sus nervios.  Decidió entonces cambiar su trayectoria, desviarse del circuito, hacia las rocas,  pero lejos de contrincantes. Eso le hizo retrasarse aún más aunque solo por momentos ya que el grupo nadando en paralelo progresaba hacia los tres  de delante y Miguel tenía ganas de  acabar ese kilometro con esos mismos, poco a poco se iba separando y situándose por delante de ellos. Volvía a hacer metros de más para situarse en cuarto  tras los pies del grupo de elegidos, para liderar la prueba, en un conflictivo ancho de 90 m con dos cambios de 90º para volver a hacer la última recta de un kilómetro.

Todo lo ocurrido en la recta anterior había sido simplemente un entrante para lo que supondría el final de prueba. Miguel se pegó con todos para alcanzar la 1ª posición a 90 m de la llegada, entrando en esa recta 1º tras el cambio de boya  y demostrando que era el nadador más resistente pero no el más habituado a nadar sin corchera sin referencias.


La corriente también obligó que todos los participantes se tuvieran que desviar, saliendo unos más beneficiados que otros. Al  final, 5 segundos de diferencia marcaron la distancia entre los cinco primeros dejando a Miguel en el 4º lugar de la general pero un extraordinario 2º puesto entre los nacidos en 1996.

Las expectativas ahora  son claras. Nuestro campeón local terminó su hazaña muy contento  pero para el próximo año quiere más. Hoy ya sabemos que 3 km para Miguel Ramírez son pocos.

El Campeonato de España Aguas Abiertas Infantil se celebró el pasado fin de semana en el Canal Olimpic de Castelldefels (Barcelona) , en la misma convocatoria que el Campeonato de Masters .  El recorrido fue de  3kilómetros. 






En total participaron  106 nadadores y 49  clubes según la RFEN .