martes, 16 de abril de 2013

WP Alevín: No ha habido color ...


CNCV - A.R. Concepción (34-1) - 13/4/2013

Por Benito Bellido

Protagonistas por orden de acta:

Emma (portería T1-T2 y 3 goles T3-T4), Pedro (3 goles, T1-T3), María (7 goles, T1-T2-T4), Rubén (2 goles, T2), Miguel (2 goles, T3-T4), Sara (3 goles, T1-T4), Sonia (2 goles, T2-T3), Lucía (portería, T3-T4 y 5 goles, T1-T2), Ángela (3 goles, T2-T4), Rita (1 gol, T4), Víctor (T1), Pablo (3 goles, T2-T4) y nuestro entrenador, Jorge.

La emoción y tensión típicas de cada partido, se nos esfumó a los padres cuando en el segundo 10 de partido, tras un robo y un contraataque, metimos el primero de los 34 goles; aún así, el partido no perdía su interés por ver cómo Jorge lo convirtió en un entrenamiento de nivel. Por una parte por nuestras habilidades y, por otra, por lo reducido del equipo contrario, por su falta de calidad e inexperiencia.

Nuestro entrenador fue moviendo el banquillo con continuas indicaciones para corregir posiciones, actitudes, conseguir que se mirase al compañero mejor colocado antes de tirar a puerta, disputar las posesiones contrarias sin provocar faltas, etc ... ¡Buen partido Jorge!

Respecto a las chicas y chicos, fue genial ver cómo todos estaban motivados y deseosos de jugar y marcar algún gol. Al principio, unos más y otros menos, ese deseo de gol fue un poco descontrolado, pero poco a poco, se fueron asentando y centrándose en el equipo y vimos habilidades en nuestros jugadores que, particularmente yo, desconocía.

Si consiguiésemos imbuir en nuestros jugadores la confianza de lo que son capaces de hacer, tendríamos un plus en los partidos más complicados.

Partiendo de nuestra gran superioridad sobre el equipo contrario, quiero reseñar la actuación del árbitro que, en opinión del grupo de madres y padres que comentamos al final del partido, actuó de forma muy rigurosa con nuestro equipo, pitando todo lo que podía en nuestra contra. En nuestros comentarios, coincidimos en que ha parecido una forma de equilibrar la tan desequilibrada balanza; lo cual, en beneficio de los deportistas y de la consideración por el equipo contrario, nos ha parecido positivo.

Mención especial a Víctor que fue expulsado injustamente en el primer Tiempo, por un error del árbitro de mesa que asignó una falta del número 2 a su número (12), lo que supuso su tercera falta.

Gracias por vuestro esfuerzo.